Cañar

El nombre de esta provincia proviene de la cultura Cañari, que se asentó en esta zona que luego fue conquistada por los Incas. Cañar es famosa por distintas razones, entre ellas por el legado arqueológico que alberga, así como por sus artesanías y los sombreros de paja toquilla que son cuidadosamente elaborados a mano por diestras tejedoras.

En la provincia también se trabaja la cerámica y se elaboran licores hechos a base de caña de azúcar. Azogues es la capital de Cañar y los viajeros pueden visitar su catedral y el santuario de la Virgen de la Nube. Por su lado, la Troncal es la ciudad más poblada de Cañar y es también un paraje natural preciado ya que cuenta con una serie de balnearios de aguas termales situados en medio de montañas y ríos, donde los visitantes que busquen un subidón de adrenalina pueden practicar distintos deportes extremos.  

A 16 km de la capital y a 3 160 metros sobre el nivel del mar se encuentra el enclave más famoso de Cañar: Ingapirca. Estas ruinas representan el legado del imperio Inca más importante en Ecuador. El edificio más importante de este conjunto arqueológico es el Templo del Sol, utilizado para observar esta estrella de fundamental importancia para muchas culturas precolombinas. En Ingapirca también es posible conocer más sobre la avanzada cultura y estrategia militar de los Incas y Cañaris, visto que el complejo fue utilizado seguramente como una fortaleza (su nombre, de hecho, significa “Muro del Inca”). Ubicadas en un curioso paraje campesino semi-agreste donde el clima cambia con una rapidez inusitada, estas ruinas atraen a viajeros de todo el mundo.

Otro enclave de interés situado en esta provincia es la laguna de Culebrillas, que está emplazada en las estribaciones del Nudo del Azuay. Situada a 4 042 metros sobre el nivel del mar, tiene una gran extensión de aguas cristalinas a través de las cuales es posible observar distintas especies acuáticas. Los viajeros también pueden recorrer un trozo del Camino del Inca, subir al cerro Yanahurco, pasar una noche en El Tambo, y, desde luego, degustar la cocina típica de Cañar. En Azogues se preparan las exquisitas “cascaritas”, hechas a base de cuero de cerdo tostado con el fin de conseguir unas delicadas y muy sabrosas “galletas”. La capital alberga una calle entera dedicada a puestos donde es posible encontrar este plato, que es el perfecto broche de oro al final de una estancia inolvidable en esta provincia de valiosas ruinas y preciosas artesanías.  
 

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115