Chimborazo

La provincia del Chimborazo debe su nombre al imponente volcán Chimborazo, que no sólo es el más alto del Ecuador, sino que su cima es el punto más cercano al sol desde la Tierra. Rodeada por majestuosos nevados, su capital, Riobamba, está marcada por la historia y tradición. Aquellos que pasen por aquí no pueden dejar de visitar su catedral, contemplar los encantadores balcones coloniales que decoran sus calles, dar una vuelta por la feria de Guamote, comprar una alfombra de Guano o piezas de cerámica y tejidos de Alausí o pasar por la zigzagueante y vertiginosa Nariz del Diablo en tren.

Por su lado, la Reserva de Producción de fauna Chimborazo es un enclave único para observar grandes poblaciones de vicuñas ya que se trata de un proyecto de reintroducción de camélidos sudamericanos. Coordinado por asociaciones campesinas, comunas y cooperativas, la reserva se encarga de proteger a su fauna dando a los viajeros la oportunidad de conocerla en su entorno natural. Por su lado, el Parque Nacional Sangay, en el cual es posible contemplar tres volcanes - Tungurahua, El Altar y Sangay – abarca cerca de 5 000 km de paisaje andino y es el hogar de cóndores, pumas y venados. Englobando desde cumbres nevadas hasta bosques tropicales, la diversidad de su flora es única y en 1983 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  

Otros impresionantes enclaves naturales de la provincia son el Cañón de Quilluyacu, el Cerro Achipungo, la Cueva del Luterano, las aguas termales de Palitahua y las lagunas de El Altar, situadas en el majestuoso volcán extinto que lleva el mismo nombre.

Las poblaciones de Colta, Chunchi, Penipe, Pallatanga, Chambo o Cumandá suelen celebrar pequeñas ferias de artesanías y son enclaves perfectos para degustar la cocina típica de la zona, además de conocer en profundidad la vida cotidiana de los indígenas andinos. Observando las terrazas agrícolas, el visitante también podrá aprender cómo el agricultor prehispánico supo controlar la erosión y la pendiente con majestuosas construcciones para aprovechar la fertilidad de la tierra, mientras que en Guano aún es posible observar cómo las hilanderas trabajan la lana de oveja para hacer alfombras de fibra completamente natural. Las tradicionales chozas o las parvas de trigo, así como una serie de vestigios arqueológicos también son parte de la historia y el atractivo de esta provincia, por donde pasa el Camino del Inca, una de las construcciones pre coloniales más impresionantes de este período. Sobre las llanuras se pueden observar llamas, alpacas o vicuñas, los animales andinos por antonomasia, que completan el cuadro escénico de la provincia de Chimborazo.

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115