ISLAS GALÁPAGOS

Playas blancas y colonia de lobos marinos - Ministerio de Turismo

Las Islas Galápagos se encuentran en la confluencia de tres corrientes oceánicas y son un crisol de miles de especies marinas. Aisladas del continente sudamericano y marcadas por una continua actividad volcánica y sísmica, a lo largo de los siglos en ellas se fue formando vida animal excepcional y después de visitarlas por primera vez en 1835, Charles Darwin comenzó a desarrollar su teoría de la evolución. Este magnífico archipiélago y reserva natural alberga uno de los ecosistemas más ricos del mundo y en 1959 fue declarado Parque Nacional. En 1978 las Islas Galápagos se convirtieron en uno de los primeros territorios en ser declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al tratarse de un “laboratorio viviente” sin precedentes. En 1986 el agua que rodea estas islas fue catalogada como reserva marina y a pesar de haber sido consideradas una zona en peligro durante muchos años, en 2016 la UNESCO otorgó al Parque Nacional Galápagos un reconocimiento oficial por tratarse de uno de los espacios naturales mejor conservados del mundo. La gestión administrativa y técnica de este territorio también fue aplaudida por esta entidad de las Naciones Unidas.  

Visitadas durante muchos años por piratas, cazadores de focas y balleneros, fueron JohnCook y Richard Hawkins los primeros en darle más importancia a las islas, aunque no por sus raros especímenes, sino más bien por su estratégica ubicación geográfica. En 1832 fueron reivindicadas como territorio ecuatoriano y tres años más tarde, a borde del “Beagle”, llegó a ellas Darwin. Las islas fueron nombradas a partir de las famosas tortugas gigantes homónimas que las habitan y de las cuales hay cerca de once subespecies.

Pinguino de Galápagos - Fabián Romero Dávila

RECOMENDACIONES

Lobo marino - Ricardo Andrés Pasmino Ramírez

 

Algunos de los animales endémicos del archipiélago incluyen pingüinos, iguanas marinas, tiburones de arrecife, tiburones martillo, tortugas de mar, lobos de mar, lagartijas de lava, piqueros de patas azules o rojas, cormoranes no voladores, gaviotas de lava y pinzones, entre tantos otros. También la flora es única en estas islas y el paisaje está poblado de cactus, palo santos, guayabillos o pega pegas. La época de lluvia oscila entre diciembre y junio, aunque la temperatura suele mantenerse entre los 22 y 32 grados centígrados, lo cual hace posible visitar las Galápagos durante todo el año.

En la isla Santa Cruz se encuentra el Servicio del Parque Nacional Galápagos y la Estación Científica Charles Darwin, donde hay información específica sobre las distintas especies de las Galápagos. En esta misma isla está también el criadero de las célebres tortugas, muchas de las cuales han vivido durante más de un siglo. Al sur de Santa Cruz es posible visitar la Bahía Tortuga para observar a las tortugas marinas que se acercan aquí durante la época de anidación.

Por su lado, la isla Isabela alberga el pico más alto del archipiélago: el volcán Wolf. Con 1707 metros sobre el nivel del mar, en 2015 inició un proceso eruptivo que no afectó a los asentamientos de la zona y se convirtió, más bien, en un espectáculo natural para los visitantes. Cabe recordar que al ser de formación volcánica, las islas Galápagos son el segundo archipiélago con mayor actividad volcánica del planeta.

Isla Bartolomé -  Seumas Christie-Johnston

 

La isla Bartolomé, por la variedad de colores de sus paisajes, su maravillosa fauna entre la que se destacan los pingüinos, iguanas marinas, cangrejos y aves nativas, ha sido considerada una de las más lindas del mundo según CNN. La actividad que los turistas mayormente practican en la Isla es el buceo pero también es un destino interesante para quienes se interesan por la geología, pues encuentran en la Bahía de Sullivan un marco de impresionantes y caprichosas formaciones de lava volcánica.

 

Por tratarse de un territorio de suma importancia para la humanidad, las visitas están reguladas por el Estado y sólo pueden realizarse a través de operadores turísticos debidamente autorizados que se encargan de organizar el viaje desde Quito o Guayaquil mediante guías especializados. Así, el viaje normalmente comienza en Puerto Baquerizo Moreno, en la Isla San Cristóbal, que fue la primera zona

del archipiélago en ser habitada. Entre sus principales atractivos turísticos están la Laguna de El Junco, el León Dormido, la Isla Lobos y el Cerro de las Tijeretas, además
de diversos cráteres volcánicos, las colonias de lobos marinos más
grandes de la región y los piqueros de patas rojas que ahí se

pueden avistar. En el Islote Tintoreras es posible nadar junto a lobos y tortugas marinas, además de contemplar los cientos de tiburones de aleta blanca que descansan ahí durante el día.

NUESTROS ANUNCIANTES

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115