Imbabura

Sin duda alguna una de las zonas más interculturales del país y donde se celebran las ferias artesanales más importantes de Ecuador, la “Provincia de Los Lagos” ofrece a sus visitantes un sinfín de opciones que la convierten en una de los lugares más visitados de la región andina.  

Entre las principales atracciones naturales de la Imbabura se encuentra el volcán homónimo, que a pesar de no haber mostrado ningún tipo de actividad en miles de años continúa estando activo. Conocido como el “Tayta Impapura” (papá en quechua), su cumbre está a 4 600 msnm y en sus faldas se encuentra la famosa ciudad de Ibarra, capital de la provincia.
Siendo el eje económico, científico y educativo del norte del país, Ibarra es un importante núcleo vial desde el cual es posible llegar a Quito, la Costa, la Amazonía y la frontera con Colombia. Se suele decir que San Miguel de Ibarra es la ciudad a la que siempre se vuelve, tanto por los parajes naturales en medio de los cuales está situada, como por su inmensa oferta artesanal. En 2014 la Organización Mundial de la Salud nombró a Ibarra la segunda ciudad donde se respira el aire más puro de Latinoamérica y su alta calidad de vida la ha convertido en uno de los lugares más atractivos para establecerse en Ecuador. Algunos de los principales lugares de interés de Ibarra incluyen sus distintas iglesias, como la Catedral y la Basílica “La Merced”, o la Iglesia de San Antonio, donde Simón Bolívar se refugió frente a las tropas de Agualongo durante la guerra de independencia. Sus parques también son dignos de una visita, siendo pequeños oasis en medio de la urbe, aunque aquellos que busquen naturaleza preferirán aventurarse hacia los alrededores de esta encantadora localidad.

Quizás la mejor opción es empezar por la Laguna de Yahuarcocha, que en quechua significa “lago de sangre” porque a orillas de ella tuvo lugar una sangrienta batalla entre caranquis e incas. Ubicada tan sólo a 3 km de Ibarra, es un rincón único para disfrutar de un día tranquilo ya sea andando o en bicicleta, antes de degustar la tradicional cocina de la zona. Las delicias culinarias de Imbabura incluyen las famosas “Fritadas de Atuntaqui”, que van acompañadas de choclo, mote, plátano maduro y tostado y que se pueden encontrar en distintas partes de la provincia, aunque es ciertamente en Atuntaqui en donde los visitantes podrán degustar las versiones más auténticas de este exquisito plato. El cuy es otro manjar común tanto de esta zona, como de la región andina en general y los de la parroquia de Chaltura son los más famosos de Imbabura. Aquellos que prefieran los dulces podrán deleitarse con las humitas preparadas con maíz tierno, la chicha de jora (el refresco más antiguo del continente) y los exquisitos helados de paila que, como su nombre indica, se preparan a mano en una paila de bronce.

Después de disfrutar de un festín culinario llega el momento de visitar las aclamadas ferias artesanales de la provincia, de las cuales la más famosa es la de Otavalo. A tan sólo dos horas de Quito, el Mercado de Artesanías de esta localidad es posiblemente el más conocido de su tipo en Sudamérica, y todos los sábados se abarrota de distintos puestos en donde se ofrecen creaciones elaboradas a mano por los propios indígenas otavaleños. Desde joyas, cerámicas, tapices, bordados, sombreros, cuadros e incluso instrumentos musicales, la mezcla de colores, olores y sonidos que invaden la Plaza de Los Ponchos es un espectáculo que ningún viajero debe perderse. Por su lado, en Cotacachi es posible visitar cientos de tiendas en las cuales se trabaja delicadamente el cuero, mientras que los tallados de madera de San Antonio son piezas únicas y los delicados bordados de Zuleta son auténticas obras de arte. En esta última localidad también es posible contemplar una serie de llamativas “tolas” o montículos artificiales levantados por antiguas civilizaciones casi 500 años atrás en honor a sus caciques o jefes.

En el límite entre Carchi e Imbabura se encuentra el Valle del Chota, cuyos habitantes llegaron en el siglo XVIII de África para asentarse en medio de un paisaje contrastadamente árido en las laderas y verde junto a la cuenca del río. Las principales comunidades del Chota son la Ambuqui y Carpuela, dedicadas a la agricultura, así como al trabajo artesanal, principalmente con arcilla. La primera de las dos es de origen mestizo, mientras que la comunidad Carpuela es ante todo afroecuatoriana. Uno de las manifestaciones artísticas más importantes del Valle es la llamada “Bomba del Chota”, un género musical que combina matices afro e indígenas con melodías, poesía y danza. Las Bandas Mochas, las agrupaciones que se encargan de tocar esta música, suelen ser famosas por los instrumentos que utilizan para reproducirla, ya que están hechos con materiales de su entorno natural.

Así, Imbabura aúna un universo multicultural en medio de un paisaje propiamente andino en donde la creación artística y artesanal ha caracterizado durante siglos a esta provincia que nos invita a degustar algunos de los mejores manjares culinarios del norte del Ecuador.
 

nuestros anunciantes

HOTELES

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115