1/1

Los ​Ríos

La provincia de Los Ríos es hogar del montuvio, las canoas y los balnearios de agua dulce y en ella gran parte de la población vive de la agricultura. Su capital, Babahoyo, se encuentra a orillas del río homónimo que confluye con el Daule para formar el río Guayas y eventualmente desembocar en el Pacífico. En esta zona de la costa ecuatoriana se produce arroz, banana, caña de azúcar y madera de balsa, además de nueces de tagua, también conocidas como marfil vegetal por su similitud con el material del cual están hechos los colmillos de los elefantes. 

 

Entre los principales atractivos que hacen que esta provincia sea única se encuentran las casas flotantes que se pueden contemplar a lo largo del río Babahoyo en compañía de especies de aves que incluyen colibríes, pájaros carpinteros, garzas, patos cuervos, palomas tierreras, gallaretas, y pericos, entre otras. La mejor forma de conocer esta zona es dando un paseo en bote ya que así es posible contemplar las atracciones que se sitúan a ambas orillas, desde la Casa de Olmedo – un reconocido escritor ecuatoriano, autor del famoso Canto a Bolívar – hasta el Malecón 9 de Octubre, situado al lado opuesto. Aquellos que quieran ir a Las Playas del Salto también pueden llegar por vía fluvial, haciendo senderismo o en bicicleta. 

 

Los montuvios son los llamados “campesinos de la costa”, y su imagen suele ir asociada a la de la provincia de Los Ríos. Por ello, y en el marco de las fiestas quevedeñas, es posible asistir al entretenido rodeo montuvio en octubre. Durante esta celebración los turistas pueden conocer el folclore local durante un desfile de jinetes vestidos con trajes tradicionales y sombreros de paja que más tarde compiten entre ellos. Durante el evento también se ven bailes populares y caballos mostrando sus habilidades, mientras que la feria gastronómica es la oportunidad perfecta para degustar la cocina típica de la provincia. Quevedo, una de las localidades principales de Los Ríos, es conocida por esta celebración así como por ser el hogar de la Estación Experimental Tropical Pichilingue, donde se desarrolla tecnología para el sector agropecuario e investigan métodos para aumentar la seguridad alimentaria.

 

Adentrándose en la naturaleza y a tan sólo a 43 km al sur de esta ciudad, los visitantes pueden explorar el bosque de Jauneche en el cantón Palenque -  conocido como la Estación Biológica Pedro Franco Dávila - que consiste en una reserva de 136 hectáreas habitada por monos, micos, perezosos y guatusas, entre otros animales. Siguiendo con el recorrido natural y no muy lejos de allí, en Vinces, existe otra joya natural: el humedal de Abras de Mantequilla. 

 

Situada en la cuenca alta del río Guayas, esta reserva cuenta con 22 500 hectáreas que abarcan lagunas permanentes o estacionales cuya función es mitigar el alto volumen de agua recibido por los desbordamientos de los ríos circundantes y que se han convertido en un llamativo atractivo turístico. Estudiantes e investigadores también visitan esta zona de promoción ecoturística, declarada área protegida comunitaria. Entre los animales que viven aquí están los perezosos de dos dedos, osos hormigueros pigmeos, armadillos de nueve bandas, mirlos y algunas especies amenazadas como el gavilán dorsigris, el periquito macareño y el cabezón pizarra. 

 

En Los Ríos hay cerca de 48 haciendas registradas como alojamiento turístico en donde los visitantes pueden disfrutar de una confortable estancia mientras exploran la tierra fluminense ecuatoriana, cuyos impresionantes paisajes, por su belleza abrumadora, muchas veces parecen estar sacados de una película. 

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115