Santa Elena

La Península de Santa Elena está vinculada a la historia del Ecuador desde el siglo XVI e incluso se ha llegado a creer que fue el propio Francisco Pizarro el primero en descubrirla en 1527. Según esta teoría, Pizarro desembarcó en las playas del actual balneario de Ballenita, al que se bautizó con ese nombre debido a la gran cantidad de ballenas presentes en esa zona. Casi 500 años más tarde y con el apoyo del Ministerio de Turismo, cada año se celebra allí el Festival de Avistamiento de Ballenas. 

 

La joven provincia de Santa Elena creada el 7 de noviembre de 2007 con territorios que previamente pertenecieron al Guayas,  cuenta con una gran infraestructura hotelera, un aeropuerto y un puerto marítimo, su capital es la ciudad de Santa Elena.  Algunos de sus principales puntos de interés incluyen a la concurrida ciudad costera de Salinas, donde para muchos se encuentra uno de los enclaves más impresionantes de la costa ecuatoriana: la Chocolatera. Además de ser conocido por su exuberante belleza, este rincón es el punto más occidental hacia el Pacífico de todo el continente sudamericano. 

 

Otros lugares de interés de Santa Elena incluyen La Libertad, el Parque Ecológico Sixto Durán Ballén, los Baños Termales de San Vicente, el balneario de Ballenita, Colonche, la Comuna Valdivia, el Ecomuseo, el Acuario de Valdivia, el Museo Las Calaveras, Manglaralto, Olón y las Cascadas de Alex.

 

Por su lado, el Museo Amantes de Sumpa merece una visita debido a su peculiar historia. Este yacimiento fue descubierto hace 20 años durante unas excavaciones arqueológicas que desenterraron el asentamiento humano hortícola (semi-sedentario) más antiguo del continente. Al parecer, los pobladores de entonces (7 000 a.C.) estaban dando sus primeros pasos hacia la agricultura. El nombre del museo se debe al hallazgo de un hombre de 25 años y una mujer de 20 que fueron sepultados abrazados,  posiblemente en un intento de inmortalizar el amor que sentían el uno por el otro. Además del espacio dedicado a esta pareja, en el museo también es posible explorar la forma de vida de la culturas Las Vegas, Valdivia, Engoroy, Guangala y Manteña. 

 

El turismo es la fuente de mayor ingreso económico de esta provincia, cuyas delicias gastronómicas suelen deleitar a los visitantes, especialmente los platos preparados únicamente con mariscos. Así, ningún viajero puede dejar de probar el cebiche de langosta, langostinos, camarón, concha o pulpo, además del arroz marinero o los pescados asados al carbón, el encebollado de albacora y las ostras asadas. 

 

Pero más allá de la gastronomía, quizás el nombre que más resuena a los viajeros cuando piensan en la costa ecuatoriana es Montañita. A 200 kilómetros de Guayaquil se emplaza este famoso balneario en el cual se han ido asentando visitantes de todo el mundo, quizás persuadidos por el ambiente de esta localidad o tal vez llamados por las olas. La entidad Europea World Cities Surf Network, (WCSN) declaró a Montañita ciudad de Surf y los amantes de este deporte asisten anualmente al concurrido campeonato de Reef Classic, que tiene lugar en febrero. Con una tabla en la mano o sin ella, Montañita es un lugar idílico para disfrutar de la atmósfera playera en su máxima expresión. 

nuestros anunciantes

hoteles

guia-del-oro-MOMPICHE-CENTINELA-OCTUBRE-

GUIA DE ORO ECUADOR ES UN PRODUCTO DE EDICIONES JUMANDI - info@ecuadorguiadeoro.com - 593 2-361-7233 - 593 2-225-0115